apostolados-cvx

Con particular urgencia sentimos la necesidad de trabajar por la justicia, con una opción preferencial por los pobres y un estilo de vida sencillo que exprese nuestra libertad y nuestra solidaridad con ellos.” (Principios Generales, 4)

Pilar Apostólico

Nuestro pilar apostólico es nuestro modo de hacer concreto el llamado de Dios en nuestras vidas. Es un constante contemplar la acción de Dios en uno mismo y en los demás, buscando siempre más amar y servir; con un particular énfasis en el trabajo con los más pobres y marginados de nuestra sociedad. Nuestro estilo comprende la vida como servicio a los demás, buscando siempre la construcción del Reino.

 

Apostolado en dispersión

apostolado-familiaEn particular, en la CVXj Santiago hemos comprendido el apostolado y nuestra vida apostólica como la elección personal y libre del lugar en que se quiere servir. En nuestra Comunidad esto se manifiesta en diferentes voluntariados, apostolados, trabajos sociales, en la propia profesión u oficio, en la participación activa en la política u otras organizaciones sociales o eclesiales, entre otras.

Es por lo anterior que hablamos del apostolado en dispersión. Los miembros de la CVXj Santiago discernimos nuestro lugar de servicio, trabajando apostólicamente en cada lugar particular, siendo acompañados y enviados por la Comunidad. De este modo damos testimonio de un modo de acción y un estilo de vida común.

 

Plan Apostólico

Durante el año 2012 se realizo dentro de la CVXj de Santiago un proceso que tenía como finalidad, por un lado, formular entre todos una misión para la CVXj sustentada en los Principios Generales y en nuestra propia realidad como jóvenes de Santiago, y por otro, discernir como comunidad las prioridades apostólicas que debían guiar nuestro rumbo en los próximos años (2012-2016).

La formulación de nuestra misión es importante porque permite apropiarnos de un modo concreto y particular de la misión universal de la CVX y de nuestra Iglesia. Buscamos hacer explícitos los fundamentos de nuestro “ser comunidad” y de nuestra pertenencia a la misma, en torno a una identidad común basada en la misión que compartimos. Se busca ordenar nuestra acción apostólica hacia ciertos lugares y realidades en los que podemos servir más y mejor.

Estamos convencidos de que este plan apostólico elaborado luego de un largo discernimiento comunitario es una gracia que el Señor nos ha regalado y que constituye, sin duda alguna, un gran paso para seguir creciendo como cuerpo apostólico.

 

Material de Formación Apostólica

Ponemos a tu disposición una selección de material para profundizar en tu formación apostólica.

Ir a Material de Formación Apostólica »